8 lugares turísticos de Canadá que debes visitar

Canadá es un país impresionante para el turismo, gracias a su historia, cultura,
modernidad y, sobre todo, sus maravillas naturales. Conscientes de su gran riqueza ecológica, los canadienses, en general, hacen un esfuerzo sincero por preservar el entorno original.

Mejor aún, lejos de considerar sus ecosistemas como obstáculos para el progreso, se ofertan como auténticos atractivos turísticos. En este artículo, hablaremos detalladamente de 8 lugares turisticos de Canadá. Después de leer acerca de ellos, estamos seguros de que desearás conocerlos en persona.

1. Cataratas del Niágara

Gracias a los medios de comunicación, se han convertido en una de las atracciones más populares de Canadá. Se encuentran en el río Niágara, justo en la frontera entre este país y Estados Unidos.

En realidad, las cataratas del Niágara son un grupo de tres cascadas. Las más
grandes son las Horseshoe y las American. La primera alcanza una altura de hasta
53 metros y una longitud de 670. La segunda, por su parte, tiene una altura que
varía entre 21 y 34 metros de alto y una anchura de 250 metros.
Durante el verano, puedes abordar el barco Maid of the Mist para acercarte lo más
posible a las cataratas. También puedes realizar el recorrido Journey Behind the
Falls, conformado por una plataforma y dos túneles que pasan por detrás de las
cataratas Horseshoe.

Si buscas un lugar donde obtener una vista inmejorable, entonces debes subir a la Skylon Tower, situada a más de ciento cincuenta metros de altura. Asimismo,
puedes disfrutar del espectáculo de luces que se ofrece todas las noches. En ese
caso, te conviene hospedarte en uno de los muchos hoteles de la zona.

2. El lago Moraine y el Valle de los diez picos

Este valle, como su nombre lo indica, está rodeado de diez montañas con cumbres nevadas, algunas a más de tres mil metros de altura sobre el nivel del mar. Es considerada una de las grandes maravillas naturales del planeta. De hecho, estuvo presente en el reverso de los billetes de veinte dólares canadienses durante una década (de 1969 a 1979).

La belleza del Valle de los diez picos, impresionante por sí sola, es coronada por el
lago Moraine. Este cuerpo de agua ocupa una superficie de aproximadamente
medio kilómetro cuadrado y está rodeado de bosques de coníferas.
La mejor temporada para visitar este lugar son los meses estivales, cuando el
acceso no está bloqueado por la nieve y el lago alcanza su mayor nivel, alimentado por el deshielo de un glaciar. La refracción de la luz en las grises rocas de las montañas y el desprendimiento de polvo debido a la erosión le confieren a la superficie del lago un vistoso tono azul turquesa.

El Moraine forma parte del Parque Nacional Banff y es el hábitat natural del oso
grizzly y de cientos de especies animales. Por muchas razones, es el lugar ideal
para los amantes de la fotografía y el senderismo. Y si buscas mayores emociones, puedes navegar por el lado en canoa o kayak, o escalar las montañas que lo rodean.

3. La CN Tower de Toronto

El principal icono de Toronto es, sin lugar a dudas, la CN Tower. Con 553 metros de altura, es la novena estructura independiente más alta del mundo. Sus dos niveles más visitados son el Observatorio y el SkyPod. El primero está a 346 metros de altura y te ofrece una vista privilegiada de Toronto. El segundo se localiza cien metros más arriba que el anterior. Desde aquí, es posible divisar las cataratas del Niágara, a casi setenta kilómetros de distancia, siempre que el clima lo permita.
Mención aparte merece el Piso de Vidrio, a 342 metros del suelo. Hasta los más
valientes sienten algo de vértigo cuando caminan por primera vez por el suelo de
vidrio. Pero no hay nada que temer, ya que los paneles soportan el equivalente al
peso de unos catorce hipopótamos adultos.

Si las alturas te dan hambre, acude al restaurante 360, un establecimiento giratorio que completa un ciclo completo cada 72 minutos. Además de disfrutar del paisaje a 351 metros de altura, podrás probar deliciosos platos de la cocina canadiense e internacional.

¿Quieres sentir la adrenalina? Entonces, atrévete a probar la EdgeWalk. Se trata de una caminata por una plataforma al aire libre ubicada a 356 metros de altura. Para garantizar la integridad de los visitantes, se les sujeta a un arnés conectado a un riel de seguridad.

4. El bosque de puentes colgantes y el Capilano Bridge

Viajando en coche, a menos del veinte minutos del centro de la ciudad, llegamos a
la atracción más emblemática de Vancouver. Se trata del Capilano Bridge, un
angosto puente que atraviesan el río Capilano. Tiene una extensión de 140 metros y está suspendido a 70 metros de altura.

Todos los años, el Capilano Suspension Bridge Park recibe a más de un millón de
visitantes. Si bien recorrer la estructura en cuestión puede ser la principal
motivación para visitar este parque, no es la única. El Treetops también te
encantará. Se trata de un sistema de ocho puentes conectados entre sí que cruzan por encima y a través de los inmensos árboles del bosque de coníferas.
Aquí también se encuentra el Centro Cultural Kia’palano, donde se exhibe la más
grande colección privada de tótems de América del Norte, todo tallados por los
descendientes de los primeros pobladores de la zona.

Y eso no es todo. También está The Living Forest, un magnífico recorrido
perfectamente trazado y señalizado a través del bosque. Cada pocos metros,
encontrarás un panel informativo con datos interesantes acerca de la flora, la
fauna, la geología y el clima de este ecosistema.

5. Spotted Lake

Otro de los mejores lugares turisticos de Canadá es el Spotted Lake. Se trata de un
cuerpo de agua ubicado a menos de diez kilómetros de la localidad de Osoyoos y
muy cerca de la autopista Crowsnest, que conecta entre sí a las provincias de
Columbia Británica y Alberta. Dista mucho de ser un lago convencional.

Durante el verano, revela su sorprendente secreto. ¿De qué se trata?

Pues bien, cuando las aguas bajan de nivel, aparecen depósitos que se asemejan a coloridas manchas (de ahí el nombre dado al lago). Las distintas tonalidades son el resultado de las desiguales concentraciones de magnesio, sodio y sulfatos de calcio y, en menor proporción, de plata, titanio y otros minerales. Los demás compuestos que no se disuelven en el agua se solidifican y forman senderos.

Los primeros pobladores de Canadá le dieron a este lago el nombre de Kliluk. Como ellos, sus descendientes le atribuyen propiedades terapéuticas y lo consideran objeto de veneración. Hoy en día, el lugar donde se encuentra el Spotted Lake es reconocida como un área de un interés cultural y ecológico.

6. El Dinosaur Provincial Park

¿Te apasiona todo lo relacionado con los dinosaurios y la paleontología? Entonces, este parque te encantará. Se localiza a menos de cincuenta kilómetros de la ciudad de Brooks, en la provincia de Alberta. Desde 1979 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
El ecosistema del Dinosaur Provincial Park es complejo y consiste, sobre todo, en
pastizales y tierras de baldío. En cuanto a la fauna, se puede advertir la presencia
de coyotes, ciervos mulos, conejos de cola de algodón, berrendos, zarapitos y
barnaclas canadienses, entre otros animales.

El Dinosaur Provincial Park es un prolífico yacimiento de fósiles, uno de los más
grandes del mundo. Aquí se han descubierto fósiles que corresponden a casi
cuarenta especies distintas de dinosaurios, los cuales se exhiben en museos de
todo el planeta. Al día de hoy, se siguen registrando nuevos descubrimientos de
restos fósiles en la zona.

Ahora bien, este lugar cuenta con un recinto propio donde exhibir sus propios
hallazgos. Se trata del museo Royal Tyrrell del Centro de Visitantes. Aquí se pueden apreciar restos casi enteros de especímenes de los géneros Dromaeosaurus, Daspletosaurus y Champsosaurios, así como fósiles de distintos vertebrados de agua dulce.

7. La bahía de Fundy

Se localiza al norte del golfo de Maine, en las provincias de Nueva Escocia y Nuevo Brunswick. Este accidente geográfico se destaca por registrar mareas de hasta 21 metros. Una leyenda de los micmac, antiguos pobladores de la zona, explica que esta repentina subida es ocasionada por una colosal ballena que agita el mar.
Pero hay una explicación más científica para la repentina subida del nivel. La bahía
de Fundy se va estrechando cuanto más nos adentramos en ella, lo que obliga a las aguas a aumentar su nivel. A su vez, la marea alta coincide con el momento en que el oleaje alcanza la parte más angosta de este brazo de mar.

En algunas partes de la bahía, se forman olas de 3,5 metros, lo que convierte a
este en un punto ideal para la práctica del surf. Esta maravilla natural también es
idónea para el senderismo, las expediciones en kayak o en rafting y los paseos en
bote.

Cuando vengas para acá, tendrás la oportunidad de presenciar el aumento de la
marea dos veces al día. Al mismo tiempo, podrás visitar los parques y áreas
protegidas situados a lo largo de la bahía.

8. El lago Peyto

Este lado se ubica en el Parque Nacional Banff, en la provincia de Alberta. Es la
principal atracción del valle Waputik Rage y está situado específicamente entre tres montañas. Sus aguas proceden del derretimiento de un glaciar. Aunque el color del lago parece el resultado de un retoque fotográfico, en realidad es el resultado de la presencia del polvo que se desprende de las rocas a causa de la erosión y cae sobre el agua.
Cerca de la Highway 93, también llamada carretera de los Campos de hielo, podrás acceder a un mirador que te permite obtener una genial panorámica del lago. Pero también te aconsejamos apartar tiempo para caminar por la orilla del lago mientras deleitas tus sentidos con el aire fresco, el canto de las aves, el radiante turquesa de las aguas, los verdes bosques y las nevadas cumbres de las montañas.

Los meses del verano constituyen el mejor momento para visitar el lago Peyto. Aquí encontrarás senderos que te permitirán llegar a este peculiar cuerpo de agua y recorrer el parque natural, y a zonas acondicionadas para acampar. Tienes una cita con la naturaleza.

Disfruta de unas vacaciones inolvidables en Canadá

Encontrar qué ver y qué hacer en Canadá no es difícil. El verdadero reto es
decidirse por un atractivo en particular.

Los que disfrutan de la acción y la aventura, podrás acercarse a unos cuantos
metros de las cataratas del Niágara, caminar por la EdgeWalk de la CN Tower,
recorrer el Capilano Bridge y practicar senderismo o deportes acuáticos en el Valle de los diez picos, el Spotted Lake, la bahía de Fundy y el lago Peyto.
Si solo quieres sentare a disfrutar del paisaje, podrás hacerlo en cualquiera de los
ocho atractivos mencionados, pero particularmente en los miradores de la CN
Tower y las cataratas del Niágara. Y los amantes de la historia y la cultura
encontrarán justo lo que buscan en el Centro Cultural del Capilano Suspension
Bridge Park y en el museo del Dinosaur Provincial Park.

No cabe duda: los lugares turisticos de Canadá que hemos mencionado llenarán tus expectativas y las de toda tu familia. Te esperan unas vacaciones de ensueño en el país de la hoja de maple.